Como empresa especializada en las cortinas térmicas en Madrid, nos gustaría hablarte brevemente a continuación sobre la historia de este artículo.

Se cree que fue durante la Edad Media (siglo V a XV) cuando se diseñó el primer antecedente de lo que sería después la cortina, si entendemos como tal una tela que protegía frente al frío.

El clasicismo dominaba Europa en el siglo XIII. Este movimiento tenía como base la simetría y la moderación. Las cortinas y persianas se confeccionaban en distintos colores, pero usando solo un material. También surgieron otros elementos decorativos, entre ellos las galerías, gruesas y hechas en madera. Estas se empleaban para la sujeción de las cortinas.

Durante el siglo XIV, era normal cubrir las camas con doseles que llevaban pesadas cortinas que servían para proteger del frío. En este mismo periodo, era habitual utilizar el dosel ceremonial.

Como empresa de referencia para las cortinas térmicas en Madrid, nos gustaría añadir que en el periodo renacentista este artículo pasó a ser un elemento de ornamentación real. Los nobles adquirían tejidos en Oriente y los usaban para adornar los corredores de sus palacios.

Era común ver nuevos tejidos como la seda, los drapeados y el terciopelo. Además, en las telas había imágenes de motivos vegetales y animales, además de figuras geométricas. El Renacimiento fue el que puso las bases que el Barroco desarrolló años más tarde.

Si tienes interés en saber más sobre los artículos que confeccionamos, no dudes en ponerte en contacto siempre que desees con Decotex Siglo XXI.